Academia Marc Codina

Blog Poolmania.es Volver


Los 6 enemigos del billarista (I)

En el universo Marvel hay un grupo de villanos liderados por el Doctor Octopus, los Seis Siniestros, cuyo objetivo es aniquilar a Spiderman. En el universo del billar, el hombre araña es el billarista y los 6 villanos lo que veremos en el artículo de hoy. En realidad hay muchos más, pero estos 6 son los más peligrosos.



1- El rival
Villano por excelencia, el contrincante. Es un gran enemigo por dos motivos: uno, quiere aniquilarnos (billarísticamente hablando) y dos, su juego a menudo nos condiciona el nuestro. ¿Cuántas veces habremos perdido por dar demasiada importancia a quien era el rival? Muchas. Si ponemos en el rival todo nuestro foco, le estamos haciendo más poderoso.

Artículo relacionado: 50 excusas baratas de billaristas

2- El entorno
El entorno engloba un montón de pequeñas cosas que nos distraen o desvían del objetivo. Que nos desconcentran. Esas cosas son los comentarios de los amigos (“a ver si ganas”), los comentarios del público mientras estás jugando (aunque hablen bajo, se oyen), la presencia de algún billarista importante en la grada (impone) o el nivel/calidad de la música que se escucha de fondo. Todos esos factores suponen un gran enemigo y condicionan tu rendimiento.

3- La competición
Hablando de rendimiento, la competición es otro gran enemigo. En los entrenamientos lo petamos, pero ¿qué pasa cuando llega el torneo? Nervios, tensión y fallos. La competición se convierte en un villano en el momento en que dejamos de disfrutarla. Cuando competir se vuelve una obligación, una especie de imposición, entonces es normal que acabemos frustrados: hay que verla como una oportunidad de poner en práctica lo aprendido, no como un examen de vida o muerte.

Artículo recomendado: 7 malas costumbres del billarista

4- Las expectativas
Si te esperas más de la cuenta o si avanzas acontecimientos, ¿qué te llevas? Sí, un chasco. Las (excesivas) expectativas son el cuarto enemigo del billarista porque nos inyectan presión innecesaria. Ya hemos dicho muchas veces que cuanto menos pensamos en los resultados (y más en el camino que nos conduce hacia ellos), más probable es que estos lleguen por si solos.

5- La desmotivación
Ahí va el penúltimo villano, uno de los más temidos: la falta de ganas y de ambición. Si estamos desmotivados, si no perseguimos ningún objetivo, nuestro nivel de juego baja inmediatamente. Es importante que siempre tengamos un motivo por el que seguir batallando cada encuentro en cada torneo.

Artículo relacionado: 20 pensamientos que nos hacen fallar al jugar al billar

6- Uno mismo
Y el sexto, el más importante de todos: tú. Tú y tu mente sois, en realidad, vuestro propio enemigo. Fíjate en los cinco anteriores: todos viven en tus pensamientos: pensamos que el rival es más bueno o malo que nosotros, pensamos que no queremos defraudar a los amigos o al billarista top que nos está viendo, pensamos que el torneo es el día más importante para demostrar nuestro juego, pensamos que hoy ganaremos, pensamos que hoy preferiríamos tomar el sol en la playa… Pensamos y pensamos. Y ese es, sin duda, el gran villano.

¿Cuál de estos 6 enemigos del billarista es el que más temes? ¿Tienes otros en mente?

Escríbelos en los comentarios. Va, que en otro post podemos seguir la serie: ¡hay un montón de villanos sueltos!