Blog Poolmania.es Volver


Top 7 de celebraciones billarísticas

¿Qué harías justo después de entrar el último 9 que te da el título de World Pool Masters? ¿Cómo reaccionarías al saber que acabas de proclamarte campeón del mundo de Snooker en el Crucible o que acabas de lograr un Maximum Break? Probablemente tú también te subirías como un loco sobre la mesa o pegarías un buen grito que retumbara en el teatro de Sheffield. Las celebraciones son uno de los momentos más emotivos y especiales de cualquier deporte, también del billar. Por eso en el artículo de hoy destacamos 7 momentos eufóricos de los mejores billaristas del mundo.

Boyes y Appleton

Por David Muñoz

1- El 147 de Ali Carter (2008)

Cualquier Maximum Break contiene buenas dosis de adrenalina y éxtasis, pero como este, pocos. En el World Snooker Championship 2008 el gran “The Captain” Ali Carter logró su primer 147 con su gran amigo Peter Ebdon. Después de hacer una exhibición de control de blanca y entrar la última negra, estalló de alegría, lo celebró con el público y también con Ebdon.

2. Appleton y Boyes ganan la World Cup of Pool (2014)

Jugando en casa y después de una final tan igualada con un desenlace tan dramático, era de esperar que los británicos se llevaran las manos a la cabeza al imponerse a Holanda por 10-9 (remontando un 7-9) en la pasada edición de la World Cup of Pool. Darren Appleton y Karl Boyes, que falló una vez la negra en la última partida, no se creían lo conseguido hasta que se subieron a la Diamond para celebrarlo.

3. Europa reina de nuevo en la Mosconi (2014)

En la última Mosconi Cup los europeos arrasaron por quinto año consecutivo y volvieron a celebrar el título por todo lo alto. Nikos Ekonomopoulos logró el último punto al vencer 5-2 a Shane Van Boening. Nada más entrar el último 9 su reacción instintiva fue tirar el taco sobre la mesa, pero lo cogió rápidamente otra vez para no repetir el mismo error cometido por Feijen el día anterior (contra Bergman el holandés entró el último 9 y dejó el taco sobre la mesa mientras la blanca corría hacia él; el árbitro cogió el taco para evitar problemas, pero podría haberse considerado falta).

4. El beso de Graeme Dott (2006)

Dicen que besar la copa antes de hora nunca trae buena suerte, pero en este caso Graeme Dott podía permitírselo. Ya en el último frame de la final del Campeonato del Mundo de Snooker de 2006 y con puntos de sobra, no dudó en besar la copa entre antes de tirar la marrón. Luego vinieron los Yes y C’mon típicos.

5. El baile de los filipinos (2009)

De nuevo ganaron la final de la World Cup of Pool 2009 la pareja de anfitriones, Efren Reyes y Francisco Bustamante. Los filipinos derrotaron a Alemania 11-9 en un partido épico y desataron la locura del público de Manila. Al saberse campeones no paraban de saltar, alzarse el uno al otro y firmar autógrafos.

6. USA recupera la Mosconi (2009)

Después de dos ediciones gobernadas por los europeos, en 2009 los americanos volvían a ganar la Mosconi en Las Vegas. Shane Van Boening lograba el punto definitivo derrotando a Souquet 6-2 y desataba la locura estadounidense.

7. La victoria más emotiva de Ali Carter (2015)

Ali Carter

Y cerramos este top 7 de celebraciones con una de muy reciente y muy diferente a las otras seis. Probablemente el final más emotivo y sentido que ha tenido en mucho tiempo un torneo de Snooker. Ali Carter ganó este pasado domingo su primer título después de superar dos cánceres, el Paul Hunter Classic. Cosas del destino: en la competición que homenajea cada año al campeón Paul Hunter, fallecido de cáncer en 2006, ganó alguien que ha superado dos veces la misma dolencia. Tras derrotar a Murphy en la final, Carter no podía aguantarse las lágrimas y el público no podía dejar de aplaudir.

¿Con qué celebración te quedas? ¿Añadirías alguna más? Escríbelo en los comentarios.