Blog Poolmania.es Volver


¿Por qué hay que poner tiza en el taco de billar?

Sin tiza no hay paraíso. Los billaristas la necesitamos como agua de mayo. Pero, hay quien desconoce el motivo. A veces algún amigo no billarista me pregunta: oye, “¿porqué tengo que estar poniendo tiza en el taco de billar todo el rato? ¡Es muy aburrido!”. Seguramente tú también te has hecho muchas veces esa pregunta. Y sí, es aburrido pero necesario. En este artículo resolvemos las dudas.

¿Por qué hay que poner tiza en los tacos de billar?

Por David Muñoz

La función primordial de la tiza en billar es garantizar un mejor agarre entre la punta del taco (la suela) y la bola blanca. Cuando no hay tiza, la superficie brillante de la bola hace resbalar al taco al impactar sobre ella y produce la tan odiada pifia.

Es como una relación de pareja: la tiza es el feeling, lo que une a ambas personas, lo que hace que su día a día transcurra de forma suave y sin fricciones.

Del mismo modo que puedes vivir sin pareja, podrías vivir sin tiza. Pero con unas condiciones de juego muy concretas.

La tiza es estrictamente necesaria cuando aplicas efectos a la blanca. Es decir, cuando la golpeas arriba, abajo, a la izquierda o a la derecha.

En cambio, no se produce ningún tipo de fricción si el taco impacta justo en el centro de la blanca, donde la superficie es plana. Podrías jugar un buen rato sin poner tiza siempre y cuando uses sólo el centro de la blanca. Por cierto, este es un muy buen entrenamiento.

Dejando a un lado el enfoque físico del tema, poner tiza es un ritual. La gran mayoría de billaristas profesionales (o amateurs pero con alto nivel) “entizan” siempre de la misma forma.  

La acción de poner tiza nos sirve para relajarnos mientras pensamos la siguiente jugada o para eliminar las dudas cuando no estamos seguros del tiro que vamos a hacer. De ahí que la tiza sea muy necesaria, más allá de cuestiones físicas y fricciones varias.

Artículo recomendado: 5 cosas que quizás no sabías de las tizas de billar

El billar no sería igual sin la tiza. Es un elemento que nos define, algo que nos diferencia de la gran mayoría de deportes. ¿Se te ocurre alguna otra disciplina deportiva en la que sus jugadores, antes de cada acción concreta de dicho deporte, deban poner algo en su herramienta de juego? A mí no. Esa es una de las muchas cosas que nos hace especiales.

 Sin embargo, me sorprende que a estas alturas de la película, nadie haya inventado aún un taco al que no sea necesario poner tiza. Eso es, que la lleve incorporada de serie todo el rato. Ya se están haciendo avances, eso sí, y por ejemplo la marca japonesa Kamui nos ofrece tizas que se mantienen en la suela prácticamente intactas después de varios tiros.

El día que alguien ponga sobre la mesa un taco capaz de vencer las leyes de la física, un taco con el que puedas jugar sin poner tiza, este deporte dejará de ser tan especial. Por eso, daré mi enhorabuena al inventor, pero seguiré usando mi querida tiza.

Aunque se pueda vivir sin pareja, mola más jugar en compañía.