Blog Poolmania.es Volver


¿El billar es un deporte o un hobby?

¿Cuál es tu deporte favorito? Si respondes “billar”, puede que más de uno te mire mal. ¿Billar? “Venga ya, si eso es solo un juego para echar unas risas con los colegas el viernes por la noche”. Y entonces empieza el eterno debate: qué es el billar, ¿un deporte o solo un hobby? En el artículo de esta semana te damos algunos argumentos para convencer a esa persona que puso mala cara cuando respondiste “billar”.

Te puede interesar: ¿Cuánto ganan los jugadores profesionales de pool?


 
Por David Muñoz
 
Según la Real Academia Española, “deporte” puede significar dos cosas:
 
1- Actividad física, ejercida como juego o competición, cuya práctica supone entrenamiento y sujeción a normas.

2- Recreación, pasatiempo, placer, diversión o ejercicio físico, por lo común al aire libre.

 
El billar encaja bastante bien en ambas acepciones: es un juego o competición que supone entrenamiento y está sujeto a normas, y también es un pasatiempo, diversión, un placer.

Lectura relacionada: Top ejercicios de billar para entrenar
 
De hecho, “deporte” viene de “deportare”, que a su vez significa “distraerse”, eso es “entretenerse”, pasarlo bien. Por tanto, puede que deporte y hobby sean en realidad la misma cosa.
 
La duda siempre está en si es una actividad física o no. Evidentemente, los jugadores de billar no quemamos tantas calorías como un futbolista o un tenista, pero también las quemamos claro. Es físico porque los campeonatos pueden durar 8, 10 horas o incluso varios días, y uno debe estar físicamente en forma para aguantar semejante maratón.
 
Lo que sí es el billar es un deporte mental. La gran mayoría de jugadores coinciden en que el 70, 80 o incluso 90% del éxito en este disciplina, se debe a la “cabeza”. Requiere estrategia, cálculo, concentración, autocontrol, aguantar la presión y un largo etcétera de cualidades mentales.
 
El billar sigue el mismo patrón que otros “juegos” más reconocidos como deporte, como el ajedrez, los dardos o el tiro con arco. En todos ellos, la actividad mental predomina sobre la física, pero no por ello dejan de ser deportes.
 
Como billarista, yo (y todos los que compiten) se sienten deportistas. Aunque está claro que también puede ser que solo te lo tomes como un pasatiempo, un entretenimiento para desconectar.

Para motivarse: Top 10 vídeos de billar de Efrén Reyes
 
Obviamente, depende de la motivación, los objetivos, las metas que te pongas al jugar. Es tan respetable que juegues una vez al mes con los amigos para distraerte, que entrenes 1 vez por semana pensando en el próximo torneo, o que juegues cada día porque es tu trabajo, compites por toda Europa y eres un súper pro.
 
Espero que con estos argumentos sea más fácil convencer a cualquiera de que el billar es un deporte. Otro día ya hablaremos de si debería ser o no olímpico.
 
¿Qué opinas?