Blog Poolmania.es Volver


¿Con guante o sin guante de billar?

Jugar con guante de billar o sin él es uno de los grandes dilemas billarísticos. La mayoría de jugadores optan por la segunda opción y se conforman con usar talco cuando el taco no patina bien. Pero lo cierto es que para otros billaristas el guante es algo esencial, un accesorio imprescindible.  En el artículo de hoy desgranamos los pros y los contras del guante de billar para que te decidas por una u otra opción.

Shane Van Boening billar

Nunca he jugado con guante de billar. Soy de los que piensa que cuantos menos artificios de juego haya, mejor.

​Por eso prefiero notar directamente sobre la piel la fricción del taco, aunque por la humedad este a veces no se deslice bien. Me he acostumbrado así y me resultaría muy complicado empezar a jugar ahora con guante. Lógicamente, eso no quiere decir que sea malo hacerlo, es simplemente una cuestión de gustos y necesidades.  

Que levanten la mano los que juegan con guante. ¿Por qué lo hacéis? Supongo que la razón es bien sencilla: el taco patina mejor así que deslizándose naturalmente por la mano. Os ayuda a tirar más cómodos. Sin embargo, también puede ser que tu maestro jugara con guante, que desde pequeño hayas seguido su ejemplo y que ahora te sea imposible dejarlo. En todo caso, el guante es apropiado para billaristas a los que les sudan bastante las manos.

¿Cómo juegan los profesionales? La mayoría de grandes jugadores de pool lo hacen con la mano destapada, pero hay algunas excepciones importantes. De joven seguía el modelo de la mayoría, pero ahora difícilmente verás jugar a Shane Van Boening sin su guante. En carambola el uso es más frecuente, en cambio en Snooker nadie lo utiliza.    

Aunque normalmente sea de color oscuro, el guante debe convertirse en algo invisible. Debes olvidarte por completo que está ahí. Como cuando estrenas taco, al principio estarás más pendiente de la tela que de otra cosa. Lo importante es adaptarte y acostumbrarte a él hasta el punto de convertirs​e en un elemento más de tu juego, como la tiza. La clave es jugar con guante pero sin pensar en él para que no te genere ninguna distracción.

El gran inconveniente de los guantes es que al montar el puente se creen arrugas en la zona donde debe pasar el taco. Ocurre con los más baratos. Por eso es crucial elegir uno que valga la pena, hecho con material textil de calidad y, sobre todo, que se ajuste bien a tu mano. Está bien que prefieras jugar con guante pero no tiene sentido que lo hagas con el primero que encuentres. Prueba varios y quédate con el que mejor se ajuste a ti.

¿Te estás planteando empezar a jugar con guante? Recuerda lo más importante: escoge uno de calidad y practica con él hasta que se convierta en un elemento más de tu rutina. En la tienda de Poolmania encontrarás mucha variedad, te recomiendo dos opciones que han dado buen resultado a algunos billaristas que conozco: Karma y Predator.   

Escríbenos en los comentarios tus impresiones sobre el uso o no de guantes y tu experiencia con ellos.