Blog Poolmania.es Volver


5 malas costumbres al jugar al billar

No es nada fácil deshacerse de las malas costumbres, sobre todo cuando jugamos al billar. Pero, no te preocupes, ¡Sigue leyendo para aprender a corregir 5 malas costumbres al jugar al billar!

1. Levantar el taco
Esto le suele pasar sobre todo a jugadores principiantes. Al colocarnos para golpear la bola, agarramos el taco de billar levantándolo demasiado, quedando la maza mucho más levantada que la punta. El gran problema de esto es que nos crea falta de control al golpear la bola blanca, ya que resulta mucho más complicado conseguir que la bola lleve una trayectoria recta debido al ángulo desde el que le llega el golpe. ¿Solución? Fácil, intentar mantener el taco lo más paralelo posible en horizontal a la mesa. De esta forma la fuerza del golpe irá mucho más dirigida y dará mejor trayectoria a la bola blanca.

Post relacionado: Qué grip elijo para mi taco de billar

2. Puente débil
Cada jugador tiene sus manías y una de ellas es el tipo de puente que crea para apoyar el taco de billar. Realmente la forma que hagas con tus dedos para crear este puente no importa tanto siempre que sea cómodo para ti, pero lo que sí que tienes que tener muy en cuenta es que tiene que ser una posición que te permita una firmeza al apoyar el taco y no demos posibilidades a que este baile durante el golpe. También debemos practicar para utilizar la cantidad adecuada de fricción y que el taco se deslice con la mayor soltura posible, pero siempre firme.



3. No acercar la vista a la mesa
Suele pasar a muchos jugadores, sobre todo a aquellos que son altos, que se posicionan para el golpe sin acercar la vista a nivel de mesa. Es decir, se mantienen erguidos y planean la jugada desde un punto de vista elevado. Esto es un gran error, ya que no te permite tener una visión real de la posición de las bolas en la mesa de billar ni de los caminos abiertos para llegar a la bola objetivo. La solución es tan simple como flexionar las rodillas, bajar la cabeza a nivel de la mesa y apuntar desde la misma altura que las bolas. Si llegas a dominar esta forma correcta de apuntar, puedes llegar a ser el nuevo francotirador del billar. Donde pones el ojo pones la… ¿Bola? Jajaja, sigamos…

4. Alineación incorrecta
Este punto es algo más complejo ya que realmente depende de gustos personales. Básicamente se trata de saber alinear el taco de billar con tu visión, de aquella forma que te permita mayor precisión a la hora de golpear la bola blanca. Hay personas que prefieren tener el taco centrado entre ambos ojos, otros prefieren que el taco se posicione ligeramente hacia uno de los lados. Aquí no te podemos decir cuál es la manera correcta, tienes que practicar y descubrir que tipo de alineación te permite golpear con mayor precisión.



5. Movimiento de los ojos
No es raro ver a algún jugador cambiar la vista constantemente entre la bola blanca y la bola que quiere golpear. Se posiciona, coloca el taco y mientras prepara el tiro empieza a mirar a la blanca, al objetivo, a la blanca, al objetivo… Así hasta que golpea. Esto es un gran error, ya que cambiamos el foco de la visión constantemente y no nos permite un cálculo correcto del golpe. Lo adecuado es hacer visionados largos, mirar a la bola blanca, quedarse visualmente con su posición, hacer lo mismo con la bola objetivo, volver a visionar la blanca para pasar a un punto de vista más general en que se alineen ambas bolas y… ¡Golpea!

También te puede interesar: Cómo ser mejor jugador de billar

¿Y tú? ¿Tienes alguna manía al jugar al billar? ¡Cuéntanoslo en los comentarios abajo! :)