Blog Poolmania.es Volver


20 cosas que no deberías hacer en el billar

Para el bien del billar o para mantener tu karma billarístico, hay ciertos comportamientos que es mejor evitarlos. Cuestión de principios. En el artículo de hoy descubrirás 20 cosas que no deberías hacer en el billar, y porqué. ¿Preparado? ¡A por ellas!

Por David Muñoz

1. Intentar un massé estratosférico a lo Semih Sayginer o Florian Kholer: puede ser el fin del tapete.

2. Colocar la coca-cola en la banda o, peor aún, encima del tapete: el responsable del club puede hacer uso de su derecho de admisión y tú quedarte con las ganas de seguir jugando.

3. Jugarte un tiro imposible porque alguien (normalmente del sexo opuesto) está presenciando la partida y quieres impresionar: la vas a fallar.

4. Soltar cualquiera de estas 50 excusas después de fallar: nadie te va a creer.

5. Moverte, mirar el móvil o intentar despistar al rival de cualquier forma mientras está a punto de tirar: es una falta de respeto.

6. Meter una bola sin saber qué harás después: es un suicidio.

7. Quejarte como un niño pequeño y echar la culpa a las bolas, a la mesa, a la tiza o al taco: toda esa energía negativa es como un frisbie, dará una vuelta y volverá a ti.

8. Jugarte mucho dinero contra alguien que no conoces de nada: puede ser un Paul Newman.

9. Mover una bola con la mano a propósito, no cantar una falta cometida o hacer cualquier otra marranada para ganar la partida a toda costa: es de ser muy tramposo.

10. Probar una combinación imposible en bola 9 para meter la nueve y acabar la partida rápido: fallarás la combo y se lo dejarás a huevo al rival para que la meta él.

11. Perder de vista los tacos: alguien puede pispártelos y entonces los habrás perdido de vista para siempre.

12. Confiarte en exceso porque la bola que tienes que tirar es la mar de fácil: puedes llevarte el peor disgusto de tu vida billarística.

13. Creer que es imposible ganar al rival con el que te toca enfrentarte: así nunca lo vas a batir.

14. Probar un jump shot en competición cuando hace medio año que no lo practicas en entrenamientos: van a saltar bolas por los aires.

15. Rascar la flecha con un papel de lija: te la vas a cargar. Mejor límpiala así.

Lectura relacionada: "5 motivos por los que fallamos los billaristas"

16. Perder el punteo: te vas a acordar de él si llegáis al hill-hill y el rival te hace un traje.

17. No meter bola de saque: es tan importante como fallar una bola recta.

18. Invitar a un campeón mundial de trial para que haga su exhibición (con la moto) encima de la mesa de billar: a no ser que tengas previsto cambiar ya los tapetes.

19. Comprar la mejor mesa de billar del mercado y equiparla con un juego de bolas marca blanca: píllate unas buenas Aramith, por favor.

20. Ir al campeonato sin tu taquera porque te la has dejado en el club y ahora está cerrado: pensarán (con razón) que eres un pardillo.

Y bien, ¿cometiste alguno de estos 20 “delitos” billarísticos”? Espero tus anécdotas en los comentarios :)