Blog Poolmania.es Volver


13 miedos que todo billarista ha sufrido alguna vez

Si algo puede salir mal, saldrá mal. Esa es la regla máxima de la Ley de Murphy, y ya vimos que también nos afecta a los billaristas. El post de hoy está muy relacionado con ello porque hablaremos de negatividad, preocupaciones y sufrimientos. O sea, miedos. Miedos de billaristas. Sin más preámbulos, te dejo con la lista negra de nuestros 13 (el número no es casualidad) miedos para que veas que no eres el único que los sufre :)

"También te interesa: 30 cosas que más nos fastidian a los billaristas"

Ronnie O´Sullivan

Por David Muñoz

1- A perder. Este es el miedo más jodido de todos, porque nadie quiere sentirse derrotado. También es el miedo que más te ayuda a ser un gran billarista.

2- A ganar. ¡¿Pero como puede ser que tengamos miedo a ganar?! Pues sí, porque ganar conlleva una serie de efectos colaterales no tan bonitos: por ejemplo, si ganas una vez te exigirán que ganas siempre.  

3- A fallar (la negra). Otro miedo muy típico del billarista es el de fallar una bola. Y más si es la última (la ocho, la nueve o la diez), o una bolita fácil tipo recta a un palmo.

4- A hacer el ridículo. Y puede ser de mil maneras: porque montas un numerito durante el partido, porque no eres capaz de entrar una bola o porque haces pifia en cada intento de retroceso.

5- A no cumplir con las expectativas. Las nuestras y las del entorno. Es decir, a no conseguir lo que pensábamos que íbamos a conseguir o lo que los demás nos dijeron que debíamos alcanzar.

6- A jugar contra un profesional (y no demostrar lo que sabes). Porque estás más pendiente de demostrarle tu talento que otra cosa.

7- A no demostrar que sabes jugar bien. Es decir, a perder la oportunidad de sacar tu juego cuando más lo necesitas.

8- A fallar cuando llevas 3 series seguidas. Tu mente es muy puñetera y cuando haces las cosas bien, ella se encarga de recordarte que no te descuides porque podrían torcerse. Esa es la razón por la cuál muchas veces después de 2, 3 series, fallas (si no estás bien preparado mentalmente para anular ese pensamiento negativo).

9- A no saber aguantar la presión. Porque tiemblas como un pollo y estás más nervioso que el día de tu boda. Tranquilo hombre, ¡que el billar es un juego!

10- A defraudar a tus colegas billaristas. Porque no jugaste bien ese día.

11- A hacer el paquete delante de tu novia/amigos. Cuando te vienen a ver en un campeonato este miedo se dispara eh! Uy, ahora no puedes fallar porque están mirando...

12- A que tu equipo pierda por tu culpa. Tranquilo, si perdemos, perdemos tod@s.

13- Al qué dirán si pierdo. Y para terminar el típico miedo que sufren todos aquellos que piensan más en los demás que en ellos mismos. Dirán mil cosas, sí. Pero útiles para tu progreso, pocas o ninguna. Así que tú a lo tuyo.

La solución a todos estos miedos se llama “confía en ti mismo” y “acepta los fallos”. Confía porque eres más grande de lo que crees. Y acepta los fallos porque sin ellos no hay progreso. Los necesitas. Y tranquilo, porque todos sufrimos estos 13 miedos (y muchos más). La diferencia está en quién sabe gestionarlos, y quién no.

¿Se te ocurren más miedos de billaristas? Escríbelos en los comentarios para seguir haciendo terapia :)